Mi último recuerdo

El caer de una gota incesante rompía mis tímpanos. Mi respiración barría el polvo del suelo. La luz amarillenta se reflejaba en mi carne transpirada. La soga hacía sangrar mis muñecas. Las cadenas hundían mis pies. Mi lengua salivaba el dulce pegamento de la cinta. Mis lagrimas mojaban mi velo.

 Unas botas se acercaron y mi cabeza se quemó estruendosa ruborizando la pared.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.