La sangre goteaba de sus manos

La sangre goteaba de sus manos. Su torso desnudo sudaba pegajoso. Bajo la luz de la luna Luis enrique no recordaba. En medio de la plaza principal se incorporó y camino hacia un árbol. El cuerpo de una mujer yacía despojado de órganos. Sus ojos abiertos lo juzgaron. Luis Enrique gritó desesperado y se despertó. La sangre goteaba de sus manos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.