Me miro al espejo y no me veo

Me miro al espejo y no me veo, solo te veo a vos. El tiempo desapareció. Las horas parecen días, los años, segundos. Doy vueltas por el departamento sin saber que hacer. Te extraño mucho. Tu sonrisa. Tu lunar. Tu boca. Daría lo que fuera por tocarte otra vez. Me conformo con verte aunque estés con Eduardo. No te voy a mentir. Primero me chocó. Verte usar nuestra cama con él. Verlo usar mi camisa roja. Se que te sentías incomoda. Pero te perdono. En realidad no hay nada que perdonar. Así es la vida. Hace un mes que te fuiste. Y yo no pude seguirte. Quede atrapado aquí. Hoy vienen los nuevos inquilinos. Espero que su llegada calme esta profunda tristeza y olvidarme de este dolor. Espero que estés viviendo bien. Me miro al espejo y no me veo, y ahora tampoco te veo a vos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post

PenumbraPenumbra

Ingresó a la habitación dudando. La luz tenue del galpón le erizó la piel. Desde los cinco años una presencia lo seguía. Creía firmemente que moraba en la penumbra. Esa

CalíopeCalíope

Luis María Ocampo sostenía su mirada en el procesador de texto en blanco de su laptop. Ninguna musa quería presentarse a susurrarle siquiera una imagen por donde comenzar. Buscó en